Empezando el año con teorías de conspiración

¡Hola criaturas cibernéticas! Saludos desde mi retorcida mente.

¿Cómo pasaron el fin de año? ¿La navidad? ¿El día de reyes? ¿La candelaria? Espero que bien, porque los míos no dieron mucho de que hablar.

Pero vamos al grano: hoy me toca desahogarme por un espinoso tema que muchas veces he querido tocar en este blog, pero que por hueva y negligencia no había tenido la oportunidad de hacer.

Dejemos que Johnny Cash ponga el "mood" de este post...

Se trata del peor fenómeno que le pudo haber pasado a la música de hoy en día. Es ruido erróneamente llamado “música” que nos viene torturando en nivel mainstream desde hace ya algunos años… Una serie de ruidos monótonos, repetitivos y disonantes que sus creadores se atreven a llamar música. Contaminación auditiva que llena las calles de la ciudad, las discotecas y hasta las fiestas particulares mas nice. Ruido acompañado por letras vulgares, corrientes y machistas cuyos seguidores tienen el suficiente grado de idiotez y mal gusto para llamarles “poesía”.

Así es señores… Estoy hablando del reggaeton. Viviendo en un barrio popular del DF, por lo general me toca desayunar escuchando reggaeton a todo volumen contra mi voluntad. Durante los últimos días de diciembre y los primeros de enero, se pone una suerte de feria ambulante en la esquina mas culera de la calle,  ¿y qué creen que ponen para amenizar el ambiente?… Reggaeton. Tupá-tupá puro y duro hasta las 12 de la noche, un verdadero martirio.

Me subo al camión y reggaeton, me subo al metro y lo mismo, prendo la tele y… Ahí va otra vez la burra al trigo. Por eso procuro llevar mi iPod siempre conmigo y evito a toda costa ver la televisión.

A lo que voy es que los medios masivos de comunicación nos están alimentando con reggaeton a la fuerza y… Sorprendentemente, muchos se lo tragan sin chistar. Basta con salir y darse cuenta de la cantidad de mocosos que imitan en imagen y actitud al reguetonto mayor en turno: corte a rape (de changuito), infaltable guardarropa de imitación de Goga, Ed Hardy y Baby Phat (para las damitas),  las gorras de camionero a medio cráneo que tan ridículas se ven, los infaltables tennis Jordan y studs de imitación de cristal en las orejas que, sin ofender a la comunidad LGBT, se ven JOTÍSIMOS. Y, aparentemente, cada vez empiezan desde mas morros.

Los que viven en el DeFectuoso pueden ver al séquito de esta aberración del sonido los días 28 de cada mes, cuando hordas de “creyentes” se aproximan al templo de San Hipólito para celebrar a San Judas Tadeo… El cual se ha ganado la reputación de “Santo patrón de lacras y delincuentes“… Aquí es donde empiezan mis observaciones: lo borrega que puede ser esta gente. La borreguez y la credulidad son la explicación más plausible de por qué el reggaeton se ha vuelto tan exitoso.

Seamos honestos, la gente que escucha reggaeton, no tienen expectativas muy altas: El reguetonero promedio se limita a seguir y consumir los estándares que los estilos de vida del ídolo del género en turno promocione: mujeres y dinero fáciles, carros de lujo, ropa de marca… En pocas palabras (excepto por las mujeres fáciles que por cierto no son muy agraciadas), cosas que en sus clasemedieras-bajas vidas nunca van a conseguir, considerando el hecho de que esta clase de individuos no llega a la universidad.

Y aquí es donde empiezan mis teorías guajiras.

El joven reguetonero promedio, es tan conformista y poco selectivo que se limita a alimentarse de la primer porquería que saquen en la tele o radio comercial. Dada su condición de clase media-baja, se identifica con los bajos estándares del reggaeton que para él, son un orgullo (origen en “la calle”, delincuencia, machismo, promiscuidad, etc). Los sonidos disonantes de este género lo conducen a un estado de duermevela indefinido, permitiendo que su mente sea lo suficientemente maleable y cuadrada como para ser controlado por un oscuro grupo de personas que nos quiere dar en la madre a todos… ¿Ya se imaginaron más o menos por donde va la cosa?

Imagínense… Hace unos cuantos meses se organizó un concierto gratuito en el Ángel de la Independencia, patrocinado por el gobierno, y como headliners estaban Chisin y Burdel… Ah perdón, Wisin y Yandel… Ya para que el gobierno apoye y nos de a la fuerza una tendencia que está mandando al cuerno a la juventud mexicana y latinoamericana en general… Está muy perro.

Es como si el gobierno los diseñara para ser odiados (porque lo son) y así dividir a la población entre pro-reguetón y anti-reguetón para que se cree tensión entre ambos bandos… “Divide y vencerás”.

Por eso estamos como estamos. Pero ya ni pex, ellos solos se dan a odiar con sus actitudes horribles sintiéndose los reyes del mundo cuando en realidad… Las cosas son muy distintas.

Iba a enseñarles un vídeo de como el reggaeton les está dando en la madre hasta a los niños… ¿Pero qué creen?

PWNT

Así de horrible estaba

No pues si…

Oh shit

Asi como el primer resultado, pero con niños...

¿Cómo ven? Niños de, probablemente, 1 a 5 años moviéndose al ritmo de reggaeton como viles perros en celo (supongo de ahí viene el termino perreo).

Son sólo NIÑOS… ¡¿QUÉ NADIE PIENSA EN LOS MENTADOS CHAMACOS?!

¿Dónde están los padres?… Oh cierto, bailando con ellos, ME DAN ASCO.

El otro video aún existe, solo les dejo el link porque no pienso poner porquerías en mi blog. Miren bajo su propio riesgo, y de paso, apaguen sus bocinas. Pícale aquí si quieres que tu alma inmortal arda para siempre en el infierno >8(

Y así se quejan cuando las hijas salen embarazadas desde chavitas… Que no me jodan.

Ah si, también les dejo al gordito con mas colesterol, ah perdón, flow, “Adriansito” (sic) y sus prostatots.

¡CHINGA, CHINGA, CHINGÁ!

Nuevamente… No me jodan.

Ya me enojé. Les dejo el término de búsqueda-merecedor-de-mentada de la semana y me voy.

corridas en la cara a morras de 15 años

Con todo cariño… ¡CHINGAS A TU MADRE, PINCHE ENFERMO!

Sale, cibernautas… Yo le llego.

PD: Espero el ataque de los clones, con eso de que todos los changuitos se ven igual… Si es que saben leer y escribir, claro está.

2 comentarios

  1. Tienes toda la razón, mira yo como ser humano he tratado de hablar con respeto cuando se trata del regeton( no se como escribirlo, de por si siento que hasta mencionarlo me quita cada vez un poco de vida), pero la realidad es que no puedo porque no logro comprender como pueden llamarle música a ”eso” , y no jodan con que es poesía esa mierda que escriben.

    Por cierto que buena página tienes, el humor que usas me recuerda mucho a mí.

  2. Ya había leído este post. No se porque no había comentado en el… Jajaja. Esta genial!! Como siempre,tus estándares de calidad están en las nubes. Ya…

    Veras,estoy de acuerdo. De hecho mi alma inmortal casi arde en el infieno para siempre… -_-

    Son como un ejercito,una fuerza virtualmente imparable que da sustento a los vendedores de gorras,tenis y pantalones de pandillero… Ahora los únicos que estamos “a salvo” de esta contaminación somos aquellos que tenemos iPod o algún reproductor de mp3. Es una situación desesperada.

    Espero este wave ridículo algún día finalice… Por el bien se las generaciones por venir. Aunque algunas ha estén medio jodidas.

    -_-


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s