Sobre los afros, gente mala onda y un día bizarro

El otro día durante un bizarro viaje en el centro con mi novio tuvimos la desgracia de pasar junto a un pendejín (el cual por desgracia iba con su pequeño hijo) que se le ocurrió que era gracioso llamar a mi amado “Negrito Bimbo” en voz alta.

Cosa que a él (y me imagino que a muchos otros) le molesta cómo no tienen idea.

En este punto supongo que ya adivinaron que lleva cabellera onda afro… Una redonda, esponjosa, rizada y hermosa cabellera afro.

Gracias a la nueva imagen y comerciales sin sentido de este producto alimenticio de bajo valor nutrimental (por no decir chatarra), dicho nombre se ha convertido en el término despectivo favorito (en algunos casos inconciente gracias a la publicidad subliminal) de los ignorantes que les gritan así a cuanto afro se les pone en frente.

Cómo yo también ya iba hasta a la madre, me tomé la libertad de responder por Fidel y gritarle “PENDEJO” a este señor para que se le quitara la maña.

Ok, tal vez no hice lo correcto, pero ya estamos hasta la madre de que eso siempre pase… A parte, el propio señor no le estaba dando un muy buen ejemplo al chamaco… Pero no voy a hablar de eso porque no me corresponde.

Simplemente es castroso y mala onda que a uno lo llamen así solo porque vieron en la tele al disque negrito (porque ni negro es), porque trae afro y dice que los calcetines con honguitos alucinógenos no son pro (ok, eso es una mamada). Parece como si creyeran que los que se dejan afro es por esa basura, pero no…

Toda esa gente inculta que como borregos se va por lo que sale en la tele y ahí van de pendejos castrando a cuanto afro cruce su camino… Es molesto, y su usted querido lector usa afro, no me podrá decir lo contrario… ¿O sí?

Todo gracias a su estúpida campaña publicitaria con un personaje en 2D mal diseñado.

¡TE MALDIGO BIMBO, TE MALDIGO!

(Ok, no tanto, porque hasta eso no hacen tan mal pan)

Y ahora la crónica de ese día.

Ese día, en general… Fue simplemente bizarro. Mi exceso de hambre nos llevó a parar a un pequeño restaurante de comida corrida que está detrás de un aparador de una pequeña tienda de música en la mítica calle de Bolívar,  la cual se especializa en instrumentos y accesorios raros… Cómo la guitarra de Yngwie Malmsteen, por ejemplo, y amplis Orange de bulbos (caros, exclusivos y… naranjas).

El simple hecho de estar comiendo básicamente detrás de una tienda de música, hace comenzar nuestro bizarro viaje… Sin si quiera levantarnos de nuestros asientos.

Lo primero que nos tocó ver, fue la visión horrible de una tipa de unos 50 años, creyéndose la que estaba bien buena pero con una cara no muy agraciada, con ropa deportiva roja PEGADITA CON EL LOGO DELAS CHIVAS que iba entrando con su hija, que a primera vista no parecía muy anormal pero nos esperaba algo mucho peor… Llevaba una playera amarilla nada más y nada menos que de COSTEL Y LAGRIMITA.

D:

Luego, en la mesa de junto, había una pareja de viejitos que llevaban una máquina de escribir que se veía bastante antaña… Y lo más interesante es que estaban llenando un mísero papelito más pequeño que una tarjeta de presentación promedio.

Luego el baño estaba asquerosamente al tope.

Y luego el local comenzó a inundarse de agua que salía del cuarto de baño. Más tarde nos explicaron que no había agua y tenían que acarrearla hasta el inodoro.

<_<

Y si me olvidaba decirles que cerca de Bellas Artes vimos a un vago místico con el pelo decolorado discutiendo filosóficamente con una policía de tránsito fosforescente… Yo sólo recuerdo que la poli en un momento le dijo…

“¿Y por qué no te bañas?”

Nuff said…

Ahora, afros que leen este espacio, opinen…

5 comentarios

  1. Lo que todavía no puedo comprender es porque la gente tiene que molestar a los demas, salir a la calle y diario ser insultado no es grato… Por eso México está como está. La gente no puede vivir en paz, no es tolerante con los demás.

    No educan a sus hijos ni les enseñan sobre respeto, pero si los ponen a escuchar reggeaton desde chiquitos…

  2. Tengo la fea impresión de que a esos niños les va a tocar ser una generación basura -_-

    Ya no los educan como antes D:

  3. ja gentee cerrada , una vez una amiga les dijo asi a unos chavitos me dio asi un monton de pena, io tmbn una vezle dije a no se qn pero pss bueno no acostumbro etiqutar a la gente no vaaa y pss mas si ya se q les molestaa q maaaal, aiiideveras con esta sociedad

  4. Aunque he dejado crecer mi cabello de forma consecutiva y considerable durante lo que parece ya un buen rato (a secas, a decir verdad) aun no es lo suficientemente largo y esponjado como para calificar en “afro” y probablemente jamas lo sea (shit! ç_ç) pero he de decir que he visto en primera fila (como otros tantos cientos de miles) esos penosos espectaculos que pretenden ser graciosos y lo unico que consiguen es dar pena ajena (incluso lastiama) por ser tan,mmm,pendejines.
    Oye,yo quiero un dia bizarro como el mencionado… Claro que,sin Lagrimita y Costel -_-

  5. que pdo tengo afro
    y pss si awanto varias pero ya despues
    si awita…

    pero ni pedo
    asi somos los humanos


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s